sábado, 30 de junio de 2007

Cuando la felicidad tiene nombre de canción


Madrid, 28 de Junio. Tras pasar una noche en la que he dormido relativamente poco, llegamos al estadio Vicente Calderon, paraiso por una noche, alrededor de las 12:30. Una lastima, no soy el primero, pero creo que si que estoy entre las 100 primeras personas que tienen acceso al foso, o lo que es lo mismo, las 10 primeras filas. A mi alrededor, decenas y decenas de hombres y mujeres pasean sus lenguas mediante multitud de camisetas negras. La cerveza va y viene, las botellas de agua duran lo que tardamos en mojarnos la cabeza, el calor es asfixiante pero nadie lo nota, hoy todo sufrimiento merece la pena. Nos sentamos en la fila. Aun faltan 6 horas hasta que nos dejen entrar al estadio, asique debemos acomodarnos. Comemos escuchando la banda sonora del helicoptero de Madrid Directo, que sobrevuela nuestras cabezas continuamente. Miro a la gente, observando como a veces, la felicidad está más cerca de lo que creemos. Me encanta estar aqui, al fin se vuelve a cumplir mi sueño, y, esta vez, ademas, lo comparto con una persona bastante especial.
Nos han dicho que a las 6 de la tarde se abren las puertas, pero parece ser que nos han engañado. Son las 18;30 y aun seguimos esperando. Los nervios se hacen por momentos más grandes. Los Stones siempre son muy puntuales, y por nuestras cabezas pasan multitud de pensamientos negativos. ¿Se habrá suspendido? ¿Habrá pasado algo? Todos somos pesimistas. Para intentar ahuyentar los malos augurios, nos dedicamos a seguir bebiendo cerveza, a observar a Rosendo, que pasea por ahi, a insultar al portero amuermao, etc... A nadie le gusta hacer cola, pero si es por los stones, todo el mundo esta contento. Al fin logramos entrar. De pronto me olvido de todo, no se con quien he venido al concierto. Dejo a todos atras y echo a correr hacia el escenario. Despues, abrazos, las primeras lágrimas y la piel totalmente de gallina. El escenario es increible. Ya le habia visto en fotos, pero tenerlo tan cerquita es totalmente diferente. No hay palabras para describirlo. Con un poquillo de retraso, sobre las 19;45 horas, sale a escena el primero de la noche, Loquillo y los Trogloditas. Todo el mundo piensa que esta es una noche especial para el loco, por lo que se supone que el repertorio será algo diferente al resto de las ocasiones en las que le hemos visto, pero parece que nos equivocamos. Mismo empieze de siempre, con "Rock and Roll actitud". Despues, "Todo el mundo ama a isabel", "El ritmo del garaje", "El rompeolas", etc..., nada fuera de lo normal salvo la guitarra de Sabino Mendez. Sabino lo esta dando todo, se ve su euforia por estar pisando el mismo escenario que sus satánicas majestades. Tras 25 minutos que se pasan bastante rápido, loquillo abandona el escenario. Se ha hechado de menos "Cadillac Solitario", pero hoy no es la noche adecuada. Tras estos, entran en escena los australianos "JET". "JET" empiezan muy fuerte, cantando "All you gonna be my girl" practicamente nada más empezar. Craso Error. Han conseguido que el público ya no tenga interes en ellos. Una hora que se hace muy pesada. Los chicos, la verdad, que suenan bien, pero no entiendo que ha visto Keith Richards en ellos como para permitir que sean sus teloneros. Como punto positivo, al menos nos dejan tiempo para descansar. Llevamos demasiadas horas de pie, y se empieza a notar...
Sobre las 22:14 horas, las luces del estadio se apagan. Los gritos de la gente cada vez son más sonoros, y todos miramos con gran expectación a la pantalla gigante del escenario. De pronto, observamos lo siguiente;
El gran momento ha llegado. Los Stones estan actuando para nosotros, les tengo a menos de 2 metros, ya que me encuentro en la tercera fila, y puedo saborear el olor a rock and roll que se respira en el ambiente. En cuanto al repertorio, no podia haber ido de otra manera. Estábamos acostumbrados a un repertorio bastante parecido de unos conciertos a otros, y la gente echaba de menos temas clásicos, pero aqui, en Madrid, lo dieron absolutamente todo. Empezaron fuerte, con "Start me up", "Let´s spend the night toguether" y "She so cold", para sorpresa de muchos. Pero no era la única sorpresa, ya que a continuación, tras tocar "All down the line", nos deleitaron con una espectacular "Monkey Man", una de las canciones más extrañas de ver en directo en un concierto de los Stones. Simplemente con estas canciones, los stones ya se habian ganado el perdon de los madrileños por las cancelaciones del año pasado, pero aun faltaban grandes momentos. Como si alguien cercano a los stones me hubiese leido la mente, tocaron "You can´t always get what you want", por primera vez en la gira "A bigger bang 07". Mientras escuchaba este tema, te conocí a ti, felicidad. La piel totalmente de gallina y los ojos llorosos, quizas uno de los mejores momentos de mi vida. En ese momento, si el concierto hubiese acabado, yo me hubiese ido feliz. Por un momento entré en mi burbuja, en la que me sumergí de lleno mientras tocaban "Sway". Llegaba el momento de la versión, version que todos pensabamos iba a ser de James Brown, pero esta noche era especial y los Stones lo sabian. Por ello, a mas de uno nos hicieron llorar cuando vimos con Lisa interpretaba "Night Time", de Ray Charles, a la vez que bailaba eroticamente con Mick. Seguidamente, "Tumbling Dice" y la intro de la banda,Keith Richards, más conocido como Dios, se quedo cantando en solitario, como ya es habitual. Pero de nuevo, otra sorpresa. Tras cantar "You got the silver", nos regalo una preciosa "Happy" con la que todos quedamos boquiabiertos, ya que no suele estar en el repertorio de Richards. Como anecdota de humor, cuando Keith se agachó a observar como Ronnie tocaba la guitarra, se tropezó y cayó hacia atras... Al termino de "Happy", de nuevo salió Mick a escena. Nos deleitaron con "Miss you" y, en una plataforma gigante, se acercaron al escenario B. Para mi, el peor momento de la noche. Habia conseguido sitio en las primeras filas, y no veia absolutamente nada de lo que pasaba en el otro escenario. Ademas, fue el momento de más rock and roll de la noche, pues tocaron "It´s only rock and roll", "Satisfaction" y "Honky tonk women", mientras una lengua gigante sobrevolaba por encima de nosotros. Ya en el escenario principal, a la vuelta, Mick Jagger hizo que todos los que estabamos alli nos trasladasemos al infierno, con un "Simpathy for the Devil" adornada con multitud de fuegos que salian de la parte superior del escenario. Con esta cancion, todos sabiamos que el final se acercaba, pero no nos imaginabamos lo que iba a venir a continuación. Tras cuatro años esperando, desde que me dejaron con el gusanillo en Barcelona, Keith cogió una guitarra para dejarnos escuchar un "Paint in Black" unico. Para mi, el mejor momento de la noche. Ciertamente, no existen palabras para expresar lo que sentí en ese momento. Para terminar, "Jumping Jack Flash", con sus siempre sorprendentes explosiones en la parte delantera del escenario, y "Brown Sugar". Ese habia sido el concierto de los Rolling Stones, pero algo raro pasaba. Todos los que nos conociamos el repertorio de sus satánicas majestades, sabiamos que ya no podian tocar mas. Solo hacen un bis, y siempre es con "Brown Sugar". Pero entonces, ¿Por que no habian encendido las luces ni la música de fondo? La respuesta, la supimos rapidamente. De pronto un monton de fuegos artificiales tiñeron el cielo madrileño de amarillo y naranja. A la vez que los fuegos artificiales, sobre el escenario caia una cortina de tela naranja, que nos demostraba que conciertos asi, solo se viven una vez asi en la vida. Al finalizar, me di cuenta de una cosa bastante curiosa. Habia llevado la camara de fotos, con una recarga de 12 pilas por si acaso se acababan, y descubrí que durante el concierto de los Rolling Stones, no habia sacado ninguna foto. Lo siento por todos aquellos que las esperaban, pero no podia hacer nada. Era mi momento, y no podia dejar que una camara de fotos me despistase. Viendo el concierto del sabado, me di cuenta una cosa. Por muy idolatrados que tenga a los Stones, hay en una cosa en la que discrepo. No es solo Rock and Roll....

4 comentarios:

Gaona dijo...

Bueno, bueno... acabo de leer esto y me voy para el estadio. ya te contaré, pero de entrada mis pulsaciones han subido a mas de 100.

wooooooowwwwww

Anónimo dijo...

ais¡¡¡¡ me encanto acompañarte a vivir un momento tan especial, y mas al hacer de su final que continuase la magia.
un beso
sinhue

Anónimo dijo...

Te entiendo a mí me pasó lo mismo en Donosti también tocaron "Paint it black" que casi me se caen las bragas pero es que me corrí del todo con "Rubby Tuesday", después de todo esto solo tengo una pregunta: CUANDO VUELVEN??? QUIERO MAAAAS!!!!

Zeppy dijo...

Si no me hubieses acompañado, no hubiese sido un momento tan especial. Tu eras la principal persona esa noche. Un beso, sinhué.