sábado, 16 de abril de 2011

Un imposible...

Sábado, 18 de Marzo de 2006. Jamás se me olvidará esa fecha. Por aquel entonces, tocaba en un grupo llamado "Simples Marionetas". Eramos un grupo muy joven y con muy poca experiencia, pero nos gustaba mirar lejos y parecía que nos ibamos a comer el mundo. Llevábamos solo un año tocando, pero había sido un año especial, con algunos conciertos con bastante éxito de público. Por esa misma razón, queríamos celebrar nuestro aniversario con un concierto especial, un concierto en el que compartiríamos cartel con uno de los grupos revelación del momento, los madrileños "Los Reconoces".
Aquel fue el primer concierto en el que colaboré como promotor. Finalmente, por razones internas, el concierto no pudo llevarse a cabo, pero lejos de decepcionarme, aquello me animó aún más. Gracias a eso había hecho muy buenos contactos, y había disfrutado enormemente planeando aquello.

Un mes después de esta historia, nos encaminamos hacía Cáceres para disfrutar del "Extremúsika", festival del que hace unos días hice un pequeño resumen. Entre los grupos que participaban, se encontraban de nuevo "Los Reconoces", que presentaban el que sería su último disco, "Se me secan los mares". Eran de los primeros grupos en actuar, y uno de los que más ganas tenía de ver. Su último disco me había encantado, incluía canciones como "Atrapado" o la que daba título al disco que, desde la primera escucha, me habían puesto la piel de gallina, y dado que este era un grupo que en concierto ganaba bastante, me moría de ganas por verlas en directo.
Nada más llegar a Cáceres, montamos las tiendas y abrimos las primeras cervezas. Antes de ir hacia los escenarios, nos queríamos poner un poco a tono para disfrutar al 100%, pero el tiempo pasaba deprisa y, casi sin darnos cuenta, los primeros acordes de "Contra tiempos inertes" se empezaron a escuchar. Yo insistí en que dejáramos las cervezas para más tarde. Finalmente, un amigo me convenció para quedarme, con un argumento que en su momento me pareció bastante convincente. "Los Reconoces" eran un grupo amigo, y tendríamos mil oportunidades para verles en directo.
Acepté quedarme en las tiendas, y continuamos nuestro trabajo de precalentamiento...

Poco tiempo después, me llegaba la noticia que el grupo liderado por Luter decían adios a los escenarios, y decidian separarse para seguir su camino cada uno por su parte. Ya estaba claro. Jamás podría ver aquellas canciones en directo. Uno de los grupos más prometedores del rock estatal nos decían adios, para sorpresa de su mayoria de seguidores.
Desde entonces, tuve la espinita clavada de no ver en directo algún tema de ese último disco.

Por eso, cuando ví que "Luter" actuaba en Ávila, no lo dude dos veces. Sabía que dentro del repertorio, además de presentar sus canciones en solitario, Luter incluía temas de "Ginevra Benci" y del grupo que le llevó a lo más alto. Se había hecho esperar, pero por fín, me resarciría de aquello.

Durante esta última semana, he hablado mucho de este concierto. Iba a ir solo, pues nadie quería acompañarme, pero daba igual, sabía que iba a disfrutar con aquello. Además, encontraría viejos conocidos, y serviría para recordar una étapa de mi vida que hace mucho que no recuerdo.
Estaba pasando unos días en Salamanca, y lo cierto es que lo estaba pasando muy bien. Me hubiese quedado un día más, pero este concierto merecía la pena, por lo que cogí un autobus para llegar a tiempo. En casa, mientras me vestía, puse a todo volumen las canciones de Luter, para ir entrando en calor. Estaba a punto de salir cuando de pronto, me llegó la noticia; "El concierto previsto para esta noche se suspende por la indisposición de uno de los músicos".

De nuevo, la historia se repetía, y como si de un mal de ojo se tratase, me quedaba una vez más sin disfrutar de este concierto. Sin ver aquellas canciones que tanto quería ver, y sin poder disfrutar, una noche más, del concierto de uno de los mejores letristas de nuestro país.
Quien sabe, quizás este sea mi destino.

Quizás me equivoque y haya más oportunidades. De momento, ya se han confirmado fechas en Oviedo (23 de Abril), Coslada (29 de Abril), Guadalajara (7 de Mayo), Hellín (20 de Mayo), Valencia (21 de Mayo) y Pamplona (11 de Junio).

Según su página web, hay muchas más fechas sin confirmar. Es posible que el de Ávila se realice en otra ocasión, o que se repita un concierto en Salamanca, o... quien sabe. De momento, os dejo con una de esas canciones que se que entran en su repertorio actual, y que forma parte de aquel grupo con el que un día, estuvimos a punto de compartir escenario...

Nos vemos pronto.
Un saludo.

3 comentarios:

raúl dijo...

esa cuenta pendiente no se puede quedar sin saldar joer, por mucho que se empeñe el destino!! seguro que te quitarás la espina, tarde o temprano.

Ediciones Vion dijo...

Te tendría que contratar alguna revista musical o algún diario para que se enteraran de todo lo bueno que pasa en los festivales y además contado por ti, que lo vives intensamente. No pierdas ni uno y a disfrutar.

Un saludo!

Zeppy dijo...

Raúl, a ver si es verdad.

E.Vion, jajajaja, sí, estaría bien. Actualmente busco trabajo, asique a ver si se animan ;)

Un saludo.