domingo, 10 de abril de 2011

Recuerdos

Por fín, despues de muchos días trabajando, concluye otra fase de montaje del cortometraje. Aún nos queda trabajo, pero definitivamente, esto marcha. Lo cierto es que es increible el trabajo que tiene algo que luego solo va a durar poco más de 10 minutos, pero pese a todo, merece la pena.
Estaba descansando de ordenador mientras observaba desde mi ventana como los últimos rayos de sol se escondían dando paso a la noche. De pronto, pensando en este fin de semana tan veraniego que hemos tenido, me he dado cuenta de que este ha sido el segundo fin de semana de Abril, un fin de semana en el que, durante varios años, he vivido algunos de los mejores momentos de mi vida.
La crónica de hoy es algo diferente a lo que habia pensado, asique, me vais a perdonar si me pongo algo nostálgico...

Año 2005. Tras varios intentos y mucha insistencia, conseguí convencer a unos amigos para acudir a un festival, por entonces desconocido, que se celebraba en la ciudad de Cáceres. Se trataba del "Extremúsika", y allí se concentraban todos los grupos que en esos años sonaban sin parar en mi discman. "Albertucho", "Doctor Sapo", "Poncho K", "Despistaos", "Barricada", "Saratoga", "Fe de Ratas"...
Era mi primer festival, y aunque no llevaba todo el dinero que me hubiese gustado, todo apuntaba a que el exito iba a estar asegurado.
Como imaginareís, el resultado fue increible. Quizás ese primer festival fue el responsable de que me enganchara de esta manera a los directos. El ambiente, el buen rollo, y sobre todo, la música hicieron que ese fin de semana se convirtiera en una de las mejores cosas que me ocurrieron en ese año.

Año 2006. Dado lo que habíamos disfrutado en la primera edición, no dudamos en continuar nuestro viaje a tierras cacereñas al año siguiente. Solo una diferencia, esta vez, no me tocó convencer a nadie. Todos estabamos deseando volver al Extremúsika. Además, jugábamos con ventaja, ya que nos conocíamos los bares para desayunar, la buena zona de acampada, y el funcionamiento del festival. Entre los nombres que figuraban en el cartel, para nosotros destacaban "Kiko Veneno", "Tierra Santa", "Loquillo", "Los Reconoces", "Celtas Cortos", y "Baron Rojo". Esta edición, además, era la primera que contaba con un grupo internacional, "Kreator", algo que después se convertiría en algo habitual del festival.
Todavia, las noches de borrachera, un amigo y yo solemos recordar anécdotas de esa edición, momentos en donde yo me doy cuenta que a veces el alcohol, juega malas pasadas, y te hace pensar y decir cosas que sobrio no tienen ningún sentido...
El festival volvía a ser un éxito, y ya el domingo, de camino a casa, comenzábamos a planificar nuestra vuelta al año siguiente.

Año 2007. Si tuviera que quedarme solo con un Extremúsika, este sería indudablemente el del año 2007. El cartel estaba muy bien, "Canteca de Macao", "Blind Guardian", "Boikot", "Siniestro Total", "Ilegales", "Albert Pla", "The Toy Dolls", "Inconscientes", "Momo"..., pero de esa edición, quizás la música no estuviese entre lo más importante. Ese año, nos acompañaron unos amigos que no habían ido en las anteriores ocasiones. Pocos me iban a decir a mi que desde ese momento, me esperaría una vida junto a una de esas acompañantes. Ese año comprendí que un festival no es solo música. Y ese año, más que nunca, quise que no se acabase, soñé con un eterno Extremúsika, con un eterno segundo fin de semana de Abril, y dado que eso era imposible, rezé para que, por lo menos, aquello se volviese a repetir.
Pronto aprendí que los buenos momentos, son irrepetibles...

Año 2008. Muchos me habian avisado que este año no iba a ser igual, pero yo no quería creérmelo. El cartel me gustaba bastante, y había grupos que llevaba mucho tiempo deseando ver en directo. "Bersuit", "Gwendal", "EdGuy", "La Vaca Azul", "Molotov", "Gipsy Kings", "El Combolinga"... Este año, al contrario que ediciones anteriores, el tiempo no quiso acompañarnos. Al principio, a mi eso me daba lo mismo, cosa que podía demostrar mientras bailaba las canciones de Loquillo bajo la tormenta. Pero aquello duró poco, y pronto, la ilusión de todo un año se vendría abajo por culpa de la lluvia.
Aquella fue la primera vez, y desde entonces, Cáceres no ha tenido ningún respiro conmigo. Festival al que he ido, festival que ha llovido. Debe de haber algún santo extremeño allí arriba al que no le caigo bien...
Ese año acabé triste, pero curiosamente, en cuanto regresé a casa, volví a tener esperanza y comencé a imaginarme de nuevo en la siguiente edición. Aún no lo sabia, pero ya, no habría más Extremúsikas...


El año 2009 el festival se trasladó a Mérida, y ya no acudimos. Tiempo después, se habló de que de nuevo volvería a celebrarse en Cáceres, pero dado que nadie llegaba a ningún acuerdo, la edición del 2010 quedó suspendida.
Este año, dicen que por culpa de la crisis, tampoco habrá festival, y en una reciente entrevista a Ángel Romero, promotor del festival, se sinceraba diciendo que en su opinión personal, tampoco habría Extremúsika 2012.

No se si algún día volverá a celebrarse. De ser así, y de hacerlo en Cáceres, puedo asegurar que yo estaré allí. Y es que, como decía hace tiempo a una persona, en el Extremúsika he vivido momentos buenos, muy buenos, y malos, pero lo que esta claro es que este, será siempre mi festival. Aquel al que yo vi nacer y aquel que me vio nacer a mí. Aquel en el que conocí a personas que serían tan importantes en mi vida, y en el que disfrutaria con la gente que siempre ha estado ahí, y sobre todo, aquel en el que pensaba durante 362 días, y que siempre, solía acabar siendo uno de los mejores momentos del año.
Extremúsika, si tu vuelves, yo vuelvo. Soy consciente de que jamás se repetirán momentos como los que allí he vivido, pero siempre, pasará algo que me alegrará la vida.
Os dejo con un video que nunca me canso de ver.

Nos vemos pronto.
Un saludo.

3 comentarios:

SERGI dijo...

Joder tio todos los momentos que has vivido los tienes en túc abeza para siempre y esos aunque no se repitan siempre van a estar y seguro qeu con la cantidad de conciertos a los que vas tendrás muchos más

Monik dijo...

Yo alucino con tu vitalidad y tus ganas siempre de hacer cosas, ir a estos conciertos...me encanta!! Yo también espero que este festival regreso simplemente por volver a leer tus experiencias allí y que nos llenes de esa energía que siempre transmites!!

raúl dijo...

"se está arrimando un día feliz, como hace un barco tras los meses. se está acercando un día de abril" cantaba silvio rodríguez. podría ser tu BSO!!